Abogados reclamación acciones Banco Popular - IPLlegal.com
15597
page-template-default,page,page-id-15597,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Abogados reclamación acciones Banco Popular


Abogados para reclamar devolución inversores de Banco Popular en toda  España.

Recupere sus ahorros invertidos en el Banco Popular.


Los 300.000 accionistas del Banco Popular perdieron el 100% de su inversión, con la compra de la entidad por el Banco Santander.


La entidad publicitó la ampliación de capital con un folleto que mostraba una situación económica de la entidad falsa e irreal.


En IPLlegal.com somos abogados especialistas en derecho bancario, tenemos amplia experiencia en demandar a las entidades financieras.

Defendemos a nuestros clientes de las mala praxis de las entidades financieras.

La situación económica real del Banco Popular, con la ampliación de capital, del año 2016, fue ocultada, con la única intención de conseguir inversores en esta última ampliación de capital, a sabiendas y con conocimiento de causa, de que la entidad, pasa y pasará por enormes dificultades económicas, que chocaban con la viabilidad y futuro de la entidad.

Solicitar abogado


La intervención pública, para traspasar la entidad al Banco Santander, anuló el valor de sus acciones, pero es posible recuperar su dinero.


Si adquirió acciones en la ampliación de capital o directamente en el mercado bursátil, póngase en contacto con nosotros.


 

Esto es lo que ha sucedido con el Banco Popular.

Así se llegó a la situación de quiebra del Banco Popular: El Banco Popular tenia muchos activos tóxicos, los activos tóxicos suelen ser préstamos que no se están pagando o bienes que no tienen valor económico, o que difícilmente pueden generar liquidez. Por tanto, antes esta mala situación, en el año 2012 se llevó a cabo una primera ampliación de capital, por valor de 3.000 millones de euros, donde la gran exposición a activos tóxicos estaba provocando importantes bajadas en bolsa. Tras esta ampliación en el año 2012, todo parecía ir relativamente bien, parecía…, porque por parte de la cúpula del Banco Popular se intentaba reflejar a la opinión pública y a los inversores, con infinitas ruedas de prensa, en las que el presidente de la entidad ha afirmado en público y en varias ocasiones, que el banco estaba en una inmejorable situación económica. Resulta evidente, por tanto, que la situación económica de la entidad no debía ser tan buena como la planteaban, pues fue necesaria una segunda ampliación de capital en el año 2016.

El 23 de Junio de 2016 se produjo la segunda ampliación de capital donde a los accionistas de Banco Popular se les vendió una imagen de solvencia económica y patrimonial de la entidad indicando que se obtendrían importantes beneficios y un cobro de dividendos. De hecho, la misma entidad ofreció a destajo préstamos bancarios para la compra de acciones del Popular.

Sin embargo, la realidad fue que esos dividendos nunca llegaron y los beneficios se convirtieron en pérdidas. Aunque en un principio se aprovisionaron 4.700 millones de euros, finalmente fueron necesarios 1.000 millones de euros adicionales para hacer frente a la situación económica. 

Bajo sospecha: Sanción de la CNMV.

A todo lo anterior, debemos añadir, que en el mes de Julio del año 2016, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), sancionó a Banco Popular con una multa de un millón de euros por la comercialización de los famosos Bonos convertibles, por considerar que se vulneraron los deberes de información a los inversores previstos en la legislación. 

La infracción, considerada por la propia CNMV como “muy grave”, fue ratificada por el Tribunal Supremo, quien en diciembre del pasado año 2016 declaró nula la colocación de los citados bonos por “desconocimiento de la dinámica y desenvolvimiento del producto”, o lo que es lo mismo, una clara comercialización fraudulenta, al no tener en cuenta la adecuación de los clientes a la hora de contratar el producto y ni advertir a los inversores de los riesgos de estos productos financieros, es decir, nada nuevo bajo el sol para las entidades financieras, pues tenemos casos similares de poca transparencia, como las famosas “preferentes”, o las “cláusulas suelo”.

Pero tenemos más: En la Auditoria que emitió PwC en marzo del año 2017, se reconoció que era necesario elevar las pérdidas en 694 millones de euros.

Con ello, el Banco Popular, corrigió, en cuatro puntos, las cuentas que se presentaron en diciembre de 2016, admitiendo los ajustes calculados por la consultora, pero alegando además, con total descaro, que dicho ajuste no tendría trascendencia para la entidad.

¿Pero que ocurrirá con los accionistas? ¿Qué derechos u opciones tenemos para recuperar su “valor 0”?

Lo que trasciende a los medios de comunicación, no es, ni mucho menos, la mayoría de las veces, lo relevante de la información.

Ha transcendido la sorprendente cantidad, de “un euro”, con la que el Banco Santander ha comprado al Banco Popular.

Pero esta cantidad no es más que una cantidad simbólica, que lleva asociada una ampliación de capital, de 7.000 millones de euros, que el Banco Santander destinará a hacer frente a las nuevas contingencias que puedan aparecer por la gestión de los antiguos administradores, así como de los activos tóxicos que ahora forman también parte del Santander.

Pero nadie hace mención sobre la perdida de capital de los accionistas y de los bonistas, quienes conservan su derecho a reclamar por una comercialización fraudulenta, que provoca la nulidad de las operaciones.

El Banco Santander compró el Popular, a través del Mecanismo Único de Resolución, pero este hecho no significa que los inversores y bonistas no puede solicitar la devolución de su dinero, pues dicha comercialización fue fraudulenta, con información sesgada y falsa respecto a la situación económica del Banco Popular.

El Banco Santander (quien ha comprado el banco con todos sus derechos y obligaciones) es quien debe asumir las responsabilidad de la antigua entidad financiera, de sus accionistas, que acudieron engañados a la ampliación de capital, y les ocultaron información que debían haberse hecho en la Auditoría de fecha 31 de diciembre de 2016, perjudicando a los tenedores de títulos que no pudieron ser advertidos de la negativa situación patrimonial de la entidad financiera, impidiéndoles así la posibilidad de vender sus acciones y bonos, recuperando su dinero.

1. Soy inversor del Banco Popular, ¿Puedo recuperar lo invertido?

El 23 de Junio de 2016, el Banco Popular, cerró la ampliación de capital, poniendo en circulación 2.004.441.153 nuevas acciones con un valor nominal de 0,50 euros. El precio de subscripción se fijó en 1,25 euros, lo que suponía un descuento de 14 céntimos respecto al precio de cierre del día de admisión a cotización. La gran mayoría de las compras de acciones fue realizada por sus clientes particulares, donde muchos de ellos compraron dichas acciones con un préstamo, donde el Banco Popular anunció las “ventajas” de ser inversor de la entidad con un folleto informativo que NO mostraba la situación economica real de la entidad.

Solicitar abogado

2. ¿Y Quien puede reclamar?

Pueden reclamar todos los inversores y consumidores que hayan invertido en acciones, tanto antes, como después de la ampliación de capital del 23 de Junio de 2016. La falsedad y ocultación de información es el argumento principal y ello deriva de incluso, antes del año 2009.

3. ¿Que cantidad se puede reclamar?

Cada inversor es diferente y hay que analizar caso por caso, pero se va a solicitar la devolución integra de lo invertido en acciones del Banco Popular más los intereses del dinero hasta la fecha, además de una cantidad determinada por los daños y perjuicios causados.

Solicitar abogado

4. Y con la venta del Banco Popular… ¿Quien tendría que devolverme mi dinero?

La acción judicial de reclamación de devolución de la inversión, hay que dirigirla contra el Banco Santander S.A., que es la entidad que compró todos los activos y pasivos del extinto Banco Popular, y quien debe hacer frente a las demandas judiciales.

5. ¿Cuanto tiempo tengo para reclamar?

Existe un engaño estudiando y meditado, difundiendo datos falsos que han provocado un vicio de consentimiento, con la única intención de atraer inversores. El plazo para reclamar, en caso de vicio en el consentimiento, es de cuatro años desde que se tuvo conocimiento de causa. Por tanto, en el peor de los casos, este plazo empezaría a contar desde el pasado 7 de junio de 2017.

Solicitar abogado

6. ¿En cuanto tiempo podré recuperar mi dinero?

Las demandas judiciales, se resuelven en España, en un plazo aproximado de 9 a 11 meses. Si el asunto es recurrido por alguna de las partes del procedimiento, este será juzgado en la Audiencia Provincial, y tendremos que sumar otro año y medio más, aproximadamente.

Somos abogados especialistas en reclamaciones bancarias en {municipio-madrid} y en toda España.

Pídanos presupuesto sin compromiso, le atenderemos a la mayor brevedad, estamos en toda España.

Solicitar abogado

7. ¿Que coste tiene iniciar la demanda judicial? 

En caso de obtener sentencia estimatoria, las costas judiciales se recuperan por el cliente. Es decir, lo abonado en concepto de honorarios de abogado y procurador se recupera con la condena en costas a la entidad Banco Santander S.A, por tanto, nuestra minuta la recuperará usted con la sentencia judicial, donde le devolverán lo abonado como inversor, más los costes de abogado y procurador.

8. ¿Cuales son las posibilidades reales de ganar? 

El caso similar que tenemos recientemente, es el caso Bankia, aunque existen diferencias. Todo prevé que los Tribunales velaran por los usuarios o ahorradores, y devolverán lo invertido, pues las pruebas de engaño en la ampliación de capital contra la cúpula del Banco Popular son abrumadoras.

Abogados especializados en Derecho Bancario.

Iniciamos demanda a fin de recuperar lo invertido en acciones y bonos del Banco Popular.

Iniciamos negociación previa con la entidad financiera y  posterior demanda judicial, le atendemos en toda  España.

  • Abogados especializados en Derecho Bancario.
  • Reclamamos que le devuelvan lo abonado en acciones del Banco Popular.

Solicitar abogado